jueves, 12 de marzo de 2015

A prepararse para el eclipse de la próxima semana!!!

Hola Frikis, aqui tenéis un magnífico artículo sacado de Gizmodo sobre el eclipse solar de la próxima semana... y que no os podéis perder:



Anota la fecha: 20 de marzo. Ese día se podrá ver desde toda Europa un eclipse solar que en algunos países llegará a ser casi total. Si el tiempo lo permite, se verá sin problema desde España. Y vendrá además con un riesgo adicional: pondrá a prueba las redes eléctricas europeas por la dependencia de la luz solar.

El eclipse comenzará el 20 de marzo a las 7:41 de la mañana UTC (8:41 en España). Desde España, según el Observatorio Astronómico Nacional, se comenzará a ver claramente a las 9:16. Desde Madrid, por ejemplo, el punto máximo del eclipse se producirá a las 10:09, momento en el que la Luna cubrirá un 66% de la superficie del Sol. Puedes echar un vistazo aquí a los tiempos dependiendo del lugar en el que te encuentres en España. Desafortunadamente, no se podrá ver desde Latinoamérica o EE.UU.

El eclipse solo se verá como total realmente desde las islas Feroe, en el Atlántico septentrional, y en las Svalbard, en el océano Ártico. En países como Dinamarca se llegará a observar hasta un 83% de la superficie del Sol cubierta.

Debajo puedes ver un mapa sobre la evolución del eclipse, desde dónde se podrá ver y con qué intensidad (también aquí de forma animada):


Prueba "sin precedentes" para las redes eléctricas

Además de ser el mayor eclipse solar desde 1999, al menos desde países como Dinamarca o Reino Unido, donde se verá más del 80% del Sol cubierto, este fenómeno supondrá una prueba para las redes eléctricas europeas. En la actualidad, casi el 11% de la energía producida en Europa viene de fuentes renovables (en 1999 menos del 1%). De ese 11%, alrededor de un 3% proviene de la energía solar. La Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad ya ha avisado en un comunicado que el eclipse supondrá una "prueba sin precedentes" para la infraestructura eléctrica europea. Aún así, ni Europa se va a quedar sin electricidad, ni viviremos ninguna situación apocalíptica.

Las compañías eléctricas no esperan que vaya a haber ningún problema, aunque en buena parte porque llevan meses preparando las redes eléctricas para este momento. El eclipse se producirá justo en la hora punta por la mañana, por lo que será una prueba para la interconexión de las redes eléctricas entre países europeos. Alemania e Italia, fuertemente dependientes de la energía solar, pueden sufrir los mayores problemas, con posibles caídas del suministro eléctrico, aunque dada la planificación previa no debería ocurrir.
Consejos para ver el eclipse

Como siempre que se produce un eclipse solar, es importante tener en cuenta algunas indicaciones. El Observatorio Astronómico Nacional las resumen en las siguientes:

  • Nunca debe observarse el Sol directamente, a simple vista o con gafas de sol. Durante un eclipse parcial el Sol nunca está totalmente cubierto por la Luna y por lo tanto mirarlo sin una protección segura y adecuada puede dañar los ojos.

  • Tampoco debe observarse el Sol con aparatos (cámaras, vídeos) o instrumentos (telescopios, prismáticos) que no estén preparados para ello y dispongan de los filtros solares correspondientes. Tampoco debe observarse con filtros no homologados para la observación segura del Sol.

  • El Sol puede observarse sin ningún peligro viendo su imagen proyectada sobre algún tipo de pantalla situada a la sombra. No observe la imagen del Sol en el espejo, mire sólo la imagen proyectada.

  • El Sol puede observarse con seguridad mediante unos filtros denominados comúnmente gafas de eclipse. Deben estar homologadas por la Comunidad Europea para la observación solar (índice de opacidad 5 o mayor) y deben ser usadas siguiendo las instrucciones impresas en ellas. Deben estar en perfecto estado de conservación. No ande mientras las use, preferiblemente permanezca sentado. No se las quite hasta haber apartado su mirada del Sol. No deben ser usadas con aparatos ópticos, aunque sí pueden superponerse a las gafas graduadas de uso habitual.

  • Se desaconseja utilizar instrumentos ópticos salvo por parte de profesionales o expertos de reconocida experiencia en la observación solar. No se deben utilizar filtros solares que se enroscan al ocular, pues alcanzan una alta temperatura y pueden romperse. Si son necesarios, los filtros deben colocarse delante del objetivo.
Fuente Gizmodo

No hay comentarios:

Publicar un comentario