lunes, 24 de noviembre de 2014

AIR UMBRELLA: El paraguas invisible

Se dice que el paraguas tiene por lo menos dos mil años de edad, y para ser honestos, no ha cambiado mucho que digamos. Más allá de las diferencias en calidad, cualquier tormenta o corriente de viento repentina puede someter (y hacer trizas) a un paraguas normal… pero no podría hacer eso con el Air Umbrella. ¿Dónde está el truco? Como lo indica su nombre, el paraguas es de aire, y genera viento para protegernos de las gotas.

Artículo sacado de neoteo


Al igual que los pares de medias, el paraguas tiene el curioso hábito de desaparecer cuando más lo necesitamos. Después está el detalle de recordar que lo dejamos en casa… momento en el que ya es demasiado tarde, porque estamos empapados o buscando refugio. A pesar de su aparente complejidad y de algunas ideas curiosas, el paraguas ha mantenido su esencia original sin alteraciones. Existen evidencias sólidas de que el paraguas lleva entre nosotros dos mil años como mínimo, y se cree que puede ser más antiguo aún. ¿Por qué no cambió? Si lo pensamos bien, ¿es necesario cambiar un diseño que funciona? El paraguas no será del todo eficiente, pero sí es efectivo, y su durabilidad es razonable. Claro que, existen condiciones que pueden desafiar fácilmente a ese último punto. Corriente de viento, el paraguas se da vuelta, mecanismo quebrado, tela arrancada… y a la basura. Ahora, ¿qué tal si ese aspecto fuera solucionado de una vez?


Bienvenidos al Air Umbrella. Su apariencia puede provocar que la gente lo confunda con un bastón, una luz de emergencia o un micrófono gigante, pero en realidad, el Air Umbrella no es otra cosa más que un ventilador de mano, lo suficientemente poderoso como para generar una corriente de aire que modifique la trayectoria de las gotas, evitando así que terminemos cubiertos de agua. La compañía está desarrollando tres modelos diferentes: El primero tiene treinta centímetros de largo, pesa 500 gramos, y su batería dura quince minutos. Los otros dos duplican la autonomía de la batería, pero también incrementan el peso a 800 y 850 gramos, y sólo uno de ellos es extendible.

Al parecer, un concepto similar al Air Umbrella estuvo haciendo sus rondas en Corea del Sur a comienzos de 2010, aunque nunca llegó al mercado. Todo parece indicar que la historia del Air Umbrella será diferente. Su campaña en Kickstarter arrancó muy lento, pero con una semana de sobra ha logrado multiplicar por seis los 10 mil dólares que necesitaba para iniciar su producción. ¿Tenemos dudas? Aún con el vídeo de demostración en Kickstarter, debo decir que sí. Los compradores deberán esperar hasta diciembre de 2015 para recibir su paraguas, y la opción más económica en las últimas horas, es de 118 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario